Llevamos adelante nuestra tarea bajo una premisa que intenta reflejar nuestra razón de ser, a través de acciones que responden a una misión definida, una visión clara y concisa y valores que nos acompañan en la concreción de los objetivos planteados:

 

VISIÓN

Desde su creación, la CAS reafirma su visión. Que las personas sordas de todo el territorio nacional gocen en plenitud de todos sus derechos, tengan acceso y participación en igualdad de condiciones, en todos los ámbitos de nuestra sociedad y en todas las formas que la persona sorda lo requiera para poder comunicarse y desenvolverse socialmente: Lengua de Señas Argentina y lengua española en su modalidad oral y/o escrita.

 

MISIÓN (las tres “P”)

Contribuir a una mejora sustancial de la calidad de vida de las personas sordas de todo el país, y a la vez, PRESERVAR, PROTEGER y PROMOVER los derechos humanos, civiles y lingüísticos de todas las personas sordas, impulsando el bienestar y el desarrollo individual, familiar e institucional para asegurar la continuidad y pertenencia, sostener los valores con cuales nos identificamos y afianzar el sentido de Comunidad en el ámbito territorial de la República Argentina.

 

VALORES

Los principios rectores que nutren la escala de valores de la CAS, son:

la DIVERSIDAD tanto humana como de talentos y de culturas,

el sentido de PERTENENCIA comunitario,

la AUTONOMÍA personal e institucional,

la CONFIANZA entre pares,

la TRANSPARENCIA de nuestros actos,

la UNIDAD como único fin inquebrantable,

la HONESTIDAD como atributo en nuestra forma de ser y actuar,

el RESPETO mutuo y recíproco,

la EQUIDAD en el trato,

la FRATERNIDAD como lazo de unión indisoluble,

la PERSEVERANCIA en nuestros propósitos,

y la IDENTIDAD forjada en base a nuestra LENGUA DE SEÑAS ARGENTINA, como personas sordas y como minoría lingüístico-cultural.

 

OBJETIVOS

Con el propósito de promover una mirada positiva acerca de la persona sorda y su comunidad, asegurando el pleno goce de sus derechos y el respeto a la lengua de señas y su cultura, la CAS tiene como objeto:

▪ Defender los derechos de la comunidad sorda como minoría lingüístico-cultural, y de cada una de las personas sordas en distintas áreas de la sociedad a través de las asociaciones que las representan, y ser su portavoz, amparándose en los tratados universales y en toda legislación en vigencia;

▪ Mejorar el acceso a la comunicación, a la información y a las nuevas tecnologías, además del acceso a los distintos servicios – sean públicos o privados -, con el objeto de suprimir las barreras existentes, brindando servicios alternativos y/o tecnológicos que garanticen el pleno acceso de las Personas Sordas a las mismas;

▪ Interceder ante los organismos gubernamentales y no gubernamentales, a los efectos de considerar la inclusión de políticas activas que contemplen la situación de la persona sorda en igualdad de oportunidades, que sean respetuosas de su identidad, proponiendo medidas que beneficien y amparen a la misma para cualquier fin;

▪ Impulsar un rol activo de las personas sordas en el debate político por la toma de decisiones en temas de incumbencia de la comunidad sorda para que no se tomen medidas sin su participación;

▪ Constituirse en el plano nacional, tanto para el Estado como para aquellas entidades públicas y privadas en general, en organismo ejecutor, consultivo y de aplicación en la toma de decisiones en todo lo que relacionado a las personas sordas en su dimensión socio-cultural, así como de la Lengua de Señas Argentina – LSA, a efectos de promover, preservar y proteger tanto su patrimonio lingüístico como los legados y herencias culturales;

▪ Promover el reconocimiento de la Lengua de Señas Argentina, velando por el derecho de todas las personas sordas a su uso en todo el espacio y el tiempo que lo requieran; a un acceso a la LSA completo y a una adquisición desde temprana edad sin restricciones, en todas las esferas sociales, políticas, educativas y culturales necesarias para su bienestar;

▪ Enfatizar el estatus lingüístico de la LSA en la sociedad, legitimándola como una lengua completa y compleja, distinta del español, e impulsar políticas nacionales tendientes al cuidado, registro, estudio y promoción de esta lengua, asegurando calidad educativa a todos los actores sociales que requieran el uso de la LSA;

▪ Lograr el acceso de las personas sordas a todos los niveles educativos y de formación profesional, ya sean en los planos académico e institucional, tanto como en aquellos que comprenden las artes y oficios;

▪ Promover una perspectiva innovadora que considere una educación bilingüe-intercultural accesible y de calidad para las personas sordas, cooperando estrechamente con escuelas y autoridades educativas, fomentando la importancia de la Lengua de Señas Argentina y de los y las profesores/maestros/as sordos/as, para la transmisión del conocimiento y cultura a todas y todos los estudiantes sordos/as;

▪ Implementar y desarrollar planes, programas educativos o afines que desarrollen y fortalezcan la identidad de todas las personas sordas, así como toda acción inherente a la formación plena de  todos los niños/as sordos/as, sus familias y los niños hijos de padres sordos;

▪ Fomentar la investigación, divulgación, enseñanza y aplicación de las experiencias y avances científicos y tecnológicos que beneficien tanto a las personas sordas como a sus familias y al entorno en el que interactúan, en cada rincón del país.